Cronos Sub

¡Gijón nos muestra sus maravillas submarinas!

Seguimos con nuestro cuaderno de bitácora de inmersiones y lo hacemos con otra salida por la zona de Gijón que nos regaló 58 maravillosos minutos llenos de fauna del Cantábrico. Todo un lujo que queremos compartir con vosotros.

La inmersión comenzó con un descenso por el cabo de la embarcación que ya nos llevó directamente a unos restos de un pecio de la zona. una columna de estilo griego, vigas, sistemas de tubos y otros restos herrumbrosos. ¡Un deleite para los amantes de los pecios! pero como os dijimos, los protagonistas del día fueron otros…

Empezamos con la cantidad de congrios que nos estaban esperando, en cada tana a la que nos asomábamos nos encontramos con ellos. Uno se encontraba medio descubierto y nos permitió contemplar sus «cicatrices» de cerca.

Junto con estos habitantes del mar, otros que solemos ver de manera más frecuente: estrellas de mar, julias y espirógrafos decoraban el paisaje ante nuestros ojos.

Pero los pesos pesados nos esperaban al final. Entre los restos de barcos hundidos un bogavante hizo acto de presencia, sin duda un ejemplar con «solera» y unos tonos azulados preciosos que podéis contemplar en las fotos.

Y justo antes de subir de nuevo a la superficie, una enorme raya mosaico (Raja undulata) nos despedía desde los fondos, semienterrada en la arena. Después de levantar un poco de arena, pudimos contemplar el hermoso patrón que presenta en su zona dorsal.

Sin duda, un bonito broche final para una inmersión que se destaca como de las mejores en lo que llevamos de temporada.

Ayer, como os notificamos en esta página, hicimos una inmersión doble en la zona de Cabo Peñas, las fotos de todo lo que vimos las veréis en breves por aquí, ¡estad atentos!

1 comentario en «¡Gijón nos muestra sus maravillas submarinas!»

  1. Inmersiones de las que dejan un regusto agradable y del que queda un buen recuerdo durante mucho tiempo. Esperemos poder tener muchas inmersiones así. Un gustazo compartir esto con buenos compañeros y amigos.

Deja un comentario